Una empresa podría dejar sin luz a diez pueblos porque Provincia no paga

0
76

La empresa Genneia, que opera dos centrales térmicas en Chubut que generan electricidad que abastece a diez localidades, dejará de operarlas el 27 de abril y estos pueblos podrían quedar literalmente a oscuras.

La firma le mandó una nota al Ministerio de Infraestructura, Planeamiento y Servicios Públicos que conduce Alejandro Pagani en la que anunció que a finales de este mes entregará ambas generadoras, ubicadas en Gobernador Costa y Río Mayo, y le pide que designe a algún funcionario para recibirlas. Genneia le viene reclamando hace largo tiempo a la Provincia una deuda que a agosto del año pasado ya superaba los $ 330 millones. Aquella vez, además, la empresa le advirtió al Gobierno que daba por concluido el contrato por falta de pago y de respuestas.

Ahora, la firma no sólo anuncia que a finales de mes entregará ambas generadoras sino que en la nota deja en claro que desde agosto hasta ahora la Provincia no pagó, ni renegoció y ni siquiera respondió los reclamos.

La nota de Genneia a la que accedió Jornada, firmada por su presidente, Jorge Pablo Brito, indica que “desde la fecha de notificación de la Resolución –agosto de 2017- no hemos tenido noticia alguna de esa administración provincial. No se ha controvertido la Resolución ni su causa, no se ha intentado recomponer ni sanear mora alguna (pese a los innumerables extrajudiciales de pago y a las acciones judiciales y administrativas de cobro de las sumas adeudadas), ni tampoco se ha designado autoridad competente para recibir las instalaciones en virtud de la Resolución”.

Qué puede pasar

Ayer, este diario consultó a fuentes del sector para conocer las consecuencias que podría haber si a finales de mes Genenia deja de generar y la Provincia no se hace cargo de la situación.

Si la central térmica de Gobernador Costa deja de funcionar, no sólo afectaría a esa localidad sino también a José de San Martín, Río Pico, Atilio Viglione y Tecka.

Si bien estas tres últimas localidades podrían generar su propia energía, los motores no están en perfectas condiciones y tampoco alcanzaría la generación para el consumo de dichas localidades, lo que igualmente ocasionaría cortes en el servicio.

Si la central de Río Mayo queda sin generar, también afectaría a los pueblos que abastece: Río Senguer, Lago Blanco, Aldea Beleiro y Ricardo Rojas.

Si la Provincia quisiera poner motores para generar en Río Mayo necesitaría instalar una central con tres motores de 2 megas cada uno, que requieren dos cisternas para combustibles de unos 85 mil litros. Y algo similar ocurriría en Gobernador Costa, que tiene un consumo promedio por día de 8.400 litros de combustible.

Lo más grave: el convenio de Genneia dice que hasta tanto no se le abone lo adeudado no permitiría la entrega de los motores a la Provincia. Además, el 30 de abril se terminan los contratos de provisión de gas que alimentaban esas centrales. Peor escenario, imposible.#

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por Favor ingresa tu nombre