Se prorrogó la Ley de Promoción Forestal que busca aumentar los bosques cultivados

0
59

El Senado de la Nación aprobó, días atrás, el proyecto que prorroga y modifica la Ley de Inversiones para Bosques Cultivados, más conocida como Ley 25.080 de Promoción Forestal, con el objetivo de incrementar el stock de 1,3 a 2 millones de hectáreas de bosques cultivados en el país para 2030.

La medida fue celebrada por el Ministerio de la Producción del Chubut, organismo que viene trabajando constantemente en la implantación de bosques y su manejo, así como para motorizar el desarrollo de la foresto- industria.

Al respecto, el ministro de la Producción, Hernán Alonso, aseguró que “desde el Ministerio participamos activamente de las distintas mesas de trabajo a las que la Secretaría de Agroindustria de la Nación convocó durante el año, con el fin de discutir las modificaciones y plantear nuestra situación local, para que sea contemplada”.

“En total fueron seis reuniones de Comisión Asesora, donde la prioridad del debate fue sostener el instrumento jurídico de promoción con los beneficios que otorga la reconocida Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados para garantizar, fundamentalmente, el desarrollo de la actividad primaria, sumándole a eso, modificaciones que tienen que ver más con actualizaciones”, explicó.

Y cerró asegurando que “si bien algunos beneficios se vieron reducidos para la región patagónica en su conjunto, en términos globales, la nueva Ley es considerada como una buena herramienta para motorizar la actividad forestal en nuestra región”.

Por su parte, el subsecretario de Bosques e Incendios, dependiente del Ministerio de la Producción, Rodrigo Roveta, recalcó que “a pesar de la crisis económica que sufrió nuestra región, se tuvo una muy buena recepción de la operatoria forestal provincial, aprobada por Decreto 913/18, y que fue orientada a actividades de manejo forestal de forestaciones jóvenes en la zona cordillerana, con un presupuesto total de unos 10 millones de pesos”.

Y en ese marco detalló que “desde que se lanzó la operatoria 2018 ya se certificaron unas 250 hectáreas de poda y raleo, actividades que no sólo ponen en valor las forestaciones, sino que son positivas desde el punto de vista de la prevención de incendios, generando además un virtuoso circulo económico en toda la cadena, desde la generación de empleo contra- estación, como la actividad comercial relacionada a la venta de insumos para la actividad”.

Las modificaciones

En rasgos generales, la nueva legislación contempla actualizaciones en relación al nuevo Código Civil, así como reducciones de la superficie y los porcentajes que se reconocen como Aportes no Reintegrables a las plantaciones forestales, con el fin de mantener la promoción a pequeños productores.

Además, la nueva Ley permite que la autoridad de aplicación de cada provincia, en el caso de Chubut, el Ministerio de la Producción, siempre que cuente con fondos suficientes, pueda ampliar el beneficio.

Sobre la actividad en el país

Argentina cuenta con un stock de 1,3 millones de hectáreas de plantaciones forestales, principalmente de pino, eucalipto y salicáceas, de las cuales más del 40% se encuentran certificadas por sellos de gestión sostenibles y proveen de materia prima al 95% de las industrias de base forestal del país, que incluyen a más de 2.700 pequeñas y medianas empresas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por Favor ingresa tu nombre