La Hoya: el incendio fue intencional y usaron gasoil para acelerar el fuego

0
149
Según las pericias, rompieron vidrios para entrar a la confitería y rociaron con combustible alrededor del hogar.

El incendio que devoró la confitería La Piedra en el Centro de Esquí La Hoya fue intencional. Lo confirmó la fiscal de la causa, Fernanda Révori, en conferencia de prensa. Lo concluyeron las pericias realizadas en el lugar.
En un informe preliminar, el perito ígneo, subcomisario Guillermo José König, a los dos días del siniestro le anticipó al Ministerio Público Fiscal que había presunción de intencionalidad en el hecho.
La fiscal señaló que “el perito en un extenso informe, muy completo e ilustrado, elaboró sus conclusiones, dando precisiones de lo que ocurrió en el incendio”.
Aclaró que la investigación “no se inició por una denuncia. Fue un siniestro del que se dio cuenta a la Fiscalía, para confirmar si se inició de manera accidental, tal se dijo en las primeras versiones”.
Lo primero que se hizo fue preservar el sitio del incendio para que un perito se hiciera presente, relevara los indicios e informara al MPF si había sido un cortocircuito, como se conjeturó al principio, o si era otra la causal. “La causal confirmada es que fue intencional”.
La fiscal destacó como importante el hallazgo en el lugar de siete manchas de derrame de un combustible acelerante, sustancial para determinar la intencionalidad del hecho que destruyó la estructura.
Mostró un croquis del informe del perito, que indica que él o los autores del incendio, rompieron un vidrio de la puerta para ingresar a la confitería. Rociaron de forma circular alrededor del hogar con algún líquido acelerante, de acuerdo a las manchas grasosas encontradas por el perito y personal de Criminalística de la Policía cuando removieron los escombros, en el sector de lo que era el comedor.
Révori insistió en que el perito no tiene dudas. Las manchas en el terreno a priori son de un combustible que podría ser gasoil, aunque falta otra pericia.
Detectaron una octava mancha en el sector de ingreso al edificio. Quien produjo el incendio, “quiso demostrar que las llamas comenzaron en el hogar, porque las manchas circulares están en el hogar a leña”.
Sobre el horario en que empezó a arder La Piedra, el perito informó que fue a las 7.30 de ese lunes 23 de julio. Para la fiscal, la hora de inicio es importante porque en ese momento había muy poca gente trabajando en el Centro de Esquí. Puede haber una variante de 15 minutos antes pero no más. En el sistema eléctrico de la confitería se encontraron varios cortocircuitos pero el perito concluyó que se produjeron por el incendio.
A las 8.10 los primeros operarios observaron el resplandor del fuego. En ese momento comenzaron las tareas para sofocar las llamas. Este accionar no permitió detectar huellas, ya que circuló mucha gente. Además rápidamente se evacuó el lugar, con protección de medios de elevación y zepelines de gas que estaban cerca.
La fiscal dijo desconocer el origen de la versión de un medio nacional, sugiriendo que era un atentado de Resistencia Ancestral Mapuche. “De la Fiscalía no salió esa versión, y no hay ningún indicio que permita seguir esta línea de investigación”, afirmó.
Desde el primer día ya hubo numerosas entrevistas. Se trabaja en determinar el o los autores del delito. En los testimonios, nadie dijo haber visto personas extrañas al CAM o algún vehículo a la hora del hecho.
Se trabaja en varias hipótesis. “No hay personas sospechadas ni sindicadas. Pero las personas que lo cometieron conocían a la perfección los movimientos del Centro de Esquí, del personal, que no había cámaras de seguridad en el lugar ni alarmas de incendio, lo que es muy relevante para la investigación”.
No descartó ni confirmó que el responsable sea un empleado de La Hoya. Révori subrayó que la investigación empezó de oficio ya que no hubo denuncia. De presentarse la Provincia como querellante, se le dará curso al pedido como lo prevé la ley.
La cámaras de seguridad más cercana estaba en la rotonda de calle Guido Spano camino al Centro de Esquí, pero había sido retirada.
Le sigue otra a la altura del supermercado chino, avenida Alvear al 2.600, por donde se sale al camino que lleva a La Hoya. Pero a la hora que suben a la montaña los trabajadores de Corfo, Vialidad, escuelas de esquí y personal de Chubut Deportes, nadie observó vehículos ni movimientos sospechosos.
Révori pidió que los vecinos que tengan algún dato vayan a Fiscalía. Por la hora del siniestro saben que alguien puede haber visto algo.
En este sentido, la investigadora admitió la posibilidad de trabajar con la figura de “identidad reservada” o protección de testigos para alentar la recolección de testimonios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por Favor ingresa tu nombre